Preludio

Hace algunas semanas, al expirar cierto foro donde yo escribía de vez en cuando sobre temas alrededor del órgano que me llamaban la atención, varios amigos y conocidos me pidieron que continuara esos escritos de alguna manera. No puedo ocultar que ello resultó para mí una satisfacción, pues los artículos que realizaba (si pueden llamarse así) me parecían a veces muy largos y densos, no eran de fácil lectura y suponía que resultarían indigeribles para muchos. Pero si me pedían que continuase de alguna manera es que resultaban al final interesantes y de utilidad. Tras pensarlo un poco y ver diversas opciones, vuelvo a la carga. Trataré de escribir con la mayor ilusión posible (pues ya decía un autor que lo escrito con ilusión y emoción se suele leer bien y lo escrito sin ellas se suele hacer pesado) sobre lo que más me llame la atención del órgano y su música, así como de reseñas, conciertos y demás, compartiéndolo con todos los que se pasen por este pequeño espacio.

Tengo varios temas sobre la mesa: una próxima visita a una serie de interesantes órganos románticos, visitar una restauración de un órgano pionera y otra digna de ver y algunos libros y artículos que he ido leyendo estas últimas semanas. Poco a poco iré hablando de ello en este blog.

Así que, bienvenidos todos los organófilos y lectores en general. Espero hacer una cosa que interese o, por lo menos, tenga información útil para lo que sea. Pido y agradezco comentarios y sugerencias.

Aristide Cavaillé-Coll hacia 1841

Aristide Cavaillé-Coll (1811-1899) a los 30 años, cuando había realizado su primer gran órgano en la Basílica de Saint-Denis en París.

Damas y caballeros, el miércoles o el jueves estaré con ustedes contándoles la historia de un aristócrata millonario finisecular que hizo construir a don Aristide Cavaillé-Coll el mayor órgano jamás realizado para un particular, para colocarlo en un singular palacio al lado del mar y tocar en él las obras de Wagner de manera grandiosa, mientras cerca estaba su amada, una bella y joven estrella de opereta, a la que tenía prisionera en los alrededores del palacio; visitaremos el segundo de los órganos que el aristócrata mandó hacer a la Casa Cavaillé-Coll para el palacio y su restauración reciente por parte de un gran organero galo. Hasta entonces.

Yo quiero un órgano así en casa...

El aristócrata finisecular tocando su órgano Mutin-Cavaillé-Coll que hoy se encuemtra en otro lugar y que ha sido recientemente restaurado...

Anuncios

Acerca de villaumbrosa

Dilettante y excéntrico, interesado por las ideas estéticas, postromántico fuera de época, todo eso se podría decir de mí. Dentro de ese interés por las ideas estéticas, está mi mayor afición, el órgano de tubos y su música. En este blog iré compartiendo las cosas que más interesantes me parezcan (siempre asumiendo un grado de subjetividad) sobre el Rey de los instrumentos. De todas formas, ya advierto que me encanta empezar hablando de una cosa y, relacionando, relacionando, acabar hablando de otra muy distinta (lo que se conoce como "irse por los cerros de Úbeda").
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Preludio

  1. Javi.-Landaren dijo:

    Estimado Villaumbrosa: Qué le voy a decir que UD. ya no sepa. Que seguiré bebiendo de sus enseñanzas. Que estoy dispuesto a empaparme con la sabiduría de sus comentarios y de todos los contertulios/as que se animen a compartir este medio de comunicación. Hace muy pocos días tuve que acudir, por desgracia, a un funeral de un familiar en un pueblo muy querido por Ud. En el acto religioso hubo Coro, pero “a capella”. No había nadie que hiciese vibrar a los presentes con las notas del precioso órgano barroco que adorna el Coro. A la tristeza del familiar ausente se sumó la de la triste realidad de muchos pueblos SIN ORGANISTA. Estoy a la espera de su comentario sobre su reciente viaje al Pais Vasco que tan gratamente hemos compartido.
    Un abrazo

  2. Fglez dijo:

    Un honor y una gran alegría poder disfrutar de éste nuevo foro, Villaumbrosa. Gracias por el tiempo y esfuerzos que ha Vd. dedicado a mantener este fuego encendido. Leo lo poco que se lleva escrito y es como volver a estar en casa, organísticamente hablando. Espero impaciente nuevos comentarios, y a ver si podemos entre todos dar la calidad del antíguo foro. Saludos a todos.
    Felipe

  3. Estimado Juan Luis, mis felicitaciones por poner en marcha este espacio, no le faltará compañía aquí, ya que somos varios los que seguíamos con gran interés sus andanzas organísticas. Agregaré este blog tanto en los enlaces del mío personal como en la página web del órgano granadina.

  4. villaumbrosa dijo:

    Creo que ya he solucionado el tema de los comentarios. Comenten, please.

  5. villaumbrosa dijo:

    Aprecio mucho su visita y su comentario, caro Joaquim.

    Me he dado cuenta que el sistema, cada vez que se envía un comentario, me manda un e-mail para que lo apruebe. Lo cual es un engorro y, además, esa especie de censura previa personalmente no me gusta; así que si envían un comentario y no sale, no se impacienten, es que anda pendiente de aprobación. Veré si puedo eliminar ese trámite en los próximos días

  6. Joaquim Zueras dijo:

    Apreciado amigo:
    Le felicito por esta estupenda iniciativa. Aunque sé que esta usted muy ocupado, dedicar un tiempo a esta actividad, como yo lo hago en OpusMusica en donde no faltan artículos y reseñas sobre órgano, le proporcionará muchas alegrías y a nosotros una enorme satisfacción de poder seguir leyéndole aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s