Un órgano inglés en Andalucía: sobre el órgano Bishop (1854) de la Colegiata (hoy Catedral) de Jerez de la Frontera (Cádiz)

La colegiata de Jerez de la Frontera (Cádiz) es un hermoso templo barroco construido durante buena parte de la decimoctava centuria, aunque siguiendo una organización arquitectónica basada en el gótico tardío español y en las iglesias típicas dos centurias antes a la construcción del templo jerezano. Así, cuenta con planta basilical de cinco naves, con las dos colaterales bastante altas, lo que da idea casi de salón (como ocurre en las catedrales de Segovia, Salamanca o Sevilla), con transepto y cúpula sobre el crucero y hasta con arbotantes para contrarrestar el esfuerzo de las bóvedas, que son, en su mayoría, al parecer, una curiosa mezcla entre las bóvedas de crucería típicas medievales y las bóvedas de arista “al romano”. Un bien ejemplo de pervivencia de las fórmulas de construcción góticas que se dio en España, ya en el siglo de las luces.

Pero, naturalmente, queríamos hablar aquí del órgano de la colegiata (desde 1980, catedral) de Jerez, un Bishop (una de las firmas organeras inglesas más prestigiosas de la primera mitad del siglo XIX) de 1854. Es de suponer que llegara allí por las relaciones comerciales existentes con Inglaterra debido al vino producido en Jerez. Hay otras fuentes que aseguran que fue encargado por la Catedral Católica de Gibraltar y que al ser rechazado por ésta, acabó en Jerez (en LUENGO, Pedro.-“Epistolario del organero José Antonio Morón (1780-1785)” en “Archivo Hispalense”, Nos. 276-278, año 2008, págs. 294 y 295).

Hemos visto, en algunos libros, referencias a él, poco claras y que apenas dicen nada. Saliendo de estos trabajos, tenemos el interesante artículo de Sergio del Campo “Algunos datos sobre el pedalero moderno en el órgano español” (http://www.euskonews.com/0368zbk/gaia36802es.html), que aporta datos más concretos sobre el instrumento, como su fecha, su tamaño aproximado (unos 30 juegos sobre tres teclados y pedalero) y la extensión de éste.

Pero interesados aún más por este singular instrumento, nos dirigimos al libro “Órganos en la provincia de Cádiz: inventario y catálogo”, elaborado por Andrés Cea Galán e Isabel Chía Trigos. Al llegar al apartado del órgano jerezano, apareció la desilusión: no conocemos este órgano y nunca hemos estado en la colegiata jerezana, por ello no sabíamos cómo se conservaría el Bishop; efectivamente, en 1966 había sido reconstruido por Organería Española, distribuyéndolo en dos cuerpos, a los lados del coro que hasta hace poco conservó el templo jerezano, aunque reutilizando gran parte del material original de Bishop, es decir, la mayoría de los tubos y los secretos de los manuales, aunque la tubería no fue muy bien tratada. Hace poco tiempo, el órgano ha tenido que reconstruirse frente al altar mayor, creo que en un solo cuerpo, debido a que se ha eliminado el coro central de la catedral de Jerez. No sabemos ni quién ha llevado esta obra a cabo ni cuál es la composición o conservación que muestra actualmente el órgano y esperamos que los materiales de Bishop que se conservaban no se hayan eliminado. Creemos que ha sido un enorme error desmantelar el coro, porque los coros bajos son una parte de los templos colegiales y catedralicios españoles, como ya hace años expuso Navascués en su “Teoría del coro en las catedrales españolas“.

Gracias a la información que se da en el citado catálogo, se podía intentar reconstruir sobre el papel el órgano de Bishop, pues en él se nos informa de las marcas de registro y teclado al que pertenecían los tubos y de las extensiones de los secretos originales de Bishop.

Sin más informaciones, nos hemos atrevido a elaborar esta HIPÓTESIS, que debe ser vista como eso, una solución hipotética y apoyada en los datos del artículo de S. del Campo y del catálogo de órganos de Cádiz. Hemos colocado en una columna los nombres ingleses interpretando las marcas descritas en el citado catálogo de órganos y, en la otra, los nombres de la tradición ibérica que, dada la nomenclatura de teclados que aporta S. del Campo, parece la apropiada para este órgano, aunque ni siquiera sabemos en qué idioma estaban las etiquetas de la consola original.

Great organ, 54 notes, C to f”’ Órgano mayor, 54 notas, do1-fa5
16’ Double stopped diapason Violón de 26
8’ Open diapason No. 1 Flautado 1º de 13
8’ Open diapason No. 2 Flautado 2º de 13
8’ Stopped diapason Violón de 13
8’ Clarabella (treble only?) Flauta ? (¿sólo tiples?)
4’ Principal Octava
2 2/3’ Twelfth Docena
2’ Fifteenth Quincena
III Sesquialtra & Cornet Corneta
III Mixture Lleno
8’ Trumpet Trompeta real
Choir organ, 54 notes, C to f”’ Cadereta, 54 notas, do1-fa5
8’ Open diapason Flautado de 13
8’ Stopped diapason Violón de 13
4’ Principal Octava
4’ Flute Flauta en 8ª
2’ Fifteenth [Harmonic] Quincena [armónica]
8’ Cremona (treble only? with Bassoon Bass?) Clarinete ? (¿sólo tiples?¿con bajos de Fagot?)
Swell organ, 42 notes, c to f”’ Órgano de ecos, 42 notas, do2-fa5
16’ Double stopped diapason Violón de 26
8’ Open diapason Flautado de 13
8’ Stopped diapason Violón de 13
8’ Gambe Viola di gamba
4’ Principal Octava
III Cornet Corneta
8’ Hautboy Óboe
8’ [French] Horn Trompa
Pedal, 29 notes, C to e’ Pedal, 29 notas, do1-mi3
16’ Double open ? Contras de 26

Como acoplamientos, sabemos que tenía el del Órgano Mayor/Pedal y el de Cadereta/Pedal. No obstante, sabiendo que James Chapman Bishop (1782-1854) se autoproclamaba en la publicidad de sus órganos “inventor of the composition pedals” (ver aquí: http://www.bishopandsonpipeorgans.co.uk/index.php/history) y que órganos suyos tenían pedales de combinación y acoplamientos varios, (como el famoso y recientemente restaurado de St. James Bermondsey:  http://www.goetzegwynn.co.uk/restored/bermondsey.shtml), es muy posible que este órgano de Jerez también los tuviera. De todos modos, artilugios parecidos a esos “composition pedals” ya eran conocidos en España décadas antes, Fernando Antonio de Madrid había introducido adminículos de esta clase en su órgano de la Catedral de Jaén (1789) y Juan Amezua los colocó en su órgano de la Parroquia de Azpeitia (Guipúzcoa) en 1856, sin que, seguramente, hubiera influencia alguna de Bishop.

Una vez obtenida esta composición, hemos tratado de comprobarla. Hemos ido al National Pipe Organ Register de Reino Unido (http://www.npor.org.uk/) y hemos buscados órganos construidos por Bishop entre 1845 y 1860. Este del Royal Institute for the Blind de Birmingham (Bishop, 1852, luego alterado por Bird), si bien es más pequeño, tiene cierto parentesco con la disposición que arriba hemos colocado:  http://www.npor.org.uk/cgi-bin/Rsearch.cgi?Fn=Rsearch&rec_index=N07274

Como se puede advertir, el patriarca de la casa, James Chapman Bishop, falleció en el año de instalar el órgano en Jerez, siguiendo sus hijos Charles y George con el taller. Precisamente, este último, junto con Richardson, socio después de la firma, montaron el órgano en la ciudad andaluza.

El órgano es interesante, pues es representativo de una época de transición entre el órgano inglés georgiano (con sus sonidos suaves, sus llenos acornetados y su típico “long compass“, es decir, con los teclados principales en Sol0, por debajo del do1 habitual y los secundarios con “short compass“, empezando en do2 o en sol2) y el victoriano, con los tres departamentos (Great, Choir y Swell) comenzando en do1 gracias a la influencia del órgano germano y europeo en general (el llamado “German System“) y con el Swell Organ siendo cada vez más prominente, hasta llegar a ser más  rico que el Great, algo típico de muchos órganos tardíos victorianos. Esa transición se dio en las décadas de 1840 y 1850. De todos modos, la época más exitosa de J.C. Bishop son las décadas de 1820 y 1830, en que se anticipó a algunas tendencias de un par de décadas después (como sus lengüetas suavizadas o el énfasis hecho en los fondos, con la duplicación del Open diapason del Great, que se ve aquí), pero luego se cerró en sus métodos y apenas produjo más innovaciones, aunque sus órganos siguieran estando bien construidos.

El órgano posee varias mixturas acornetadas (llamadas Corneta en español), típicas del órgano inglés, que nos encontramos en el Great y en el Swell. Muy posiblemente tuvo “Clarabella”, una flauta de madera abierta típica de los órganos de Bishop -que el propio J.C. Bishop inventó- y parte de cuyos tubos hoy formarían la actual “Flauta 8′” del II Teclado. El Choir Organ sigue siendo una versión pequeña del Great, culminando en Quincena, algo típico del órgano georgiano del XVIII, y el Swell, aún concebido más bien como recitativo solista, empezando en do2, ya posee un coro que empieza en 16 pies y que, con el tiempo, rivalizará y hasta superará al de la división Great Organ, como ya hemos dicho.

El sonido del órgano de Saint James Bermondsey (J.C. Bishop, 1829) fue descrito de esta manera. Quizá el de Jerez no fuera muy distinto:

El Órgano de eco [swell] es de una calidad muy dulce; las lengüetas son muy finas e igualadas, particularmente la Cremona. El Positivo [choir organ] es de sonido argentino y todos sus registros suaves están armonizados con la mayor delicadeza: en una palabra, el Sr. Bishop ha llevado a muy buen término el difícil asunto de combinar dulzura y potencia.

“The examiner”, 26 de mayo de 1829. Texto incluido en “The Making of the Victorian Organ” de Nicholas Thisltethwaite

Y ¿para qué música serviría este órgano? Evidentemente, para la inglesa de la época: Wesley padre e hijo (este último colaboró en varias ocasiones con J.C. Bishop), W.T.Best e, incluso, si tenemos en cuenta que fueron escritas a petición de un editor inglés, que su autor fue muy importante para el desarrollo del órgano inglés y que contienen muchos guiños a la literatura de órgano inglesa, quizás sería un instrumento adecuadísimo para las 6 Sonatas de Mendelssohn y, por supuesto, para su colección de Preludios y Fugas. Desde  luego, dados los pocos órganos originales que se han conservado en Inglaterra de este autor y época, quizás sería interesante pensar en reconstruirlo: se conservan los secretos originales, la mayor parte del material sonoro (aunque habría que restaurarlo) y su repertorio es interesante.

Unas cuantas fotos de la catedral de Jerez, alguna con el coro y el órgano Bishop (que estaba en el lado del Evangelio) antes de la reconstrucción de OESA de 1966:  http://huidadelmundanalruido.zoomblog.com/archivo/2010/08/17/la-Catedral-De-Jerez-De-La-Frontera-.html

Anuncios

Acerca de villaumbrosa

Dilettante y excéntrico, interesado por las ideas estéticas, postromántico fuera de época, todo eso se podría decir de mí. Dentro de ese interés por las ideas estéticas, está mi mayor afición, el órgano de tubos y su música. En este blog iré compartiendo las cosas que más interesantes me parezcan (siempre asumiendo un grado de subjetividad) sobre el Rey de los instrumentos. De todas formas, ya advierto que me encanta empezar hablando de una cosa y, relacionando, relacionando, acabar hablando de otra muy distinta (lo que se conoce como "irse por los cerros de Úbeda").
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un órgano inglés en Andalucía: sobre el órgano Bishop (1854) de la Colegiata (hoy Catedral) de Jerez de la Frontera (Cádiz)

  1. Anónimo dijo:

    Buenas tardes. Soy Andrés Cea Galán, autor del Catálogo de Organos de la Provincia de Cadiz que cita el Sr. Villaumbrosa. En efecto, el órgano en cuestión es de enorme interés. Es una lástima que haya atravesado una historia tan dificil: primero con su electrificación por OESA y luego por su reubicación por no se sabe bien quién ni cómo. Parece estar inservible y lo más lamentable es que hay voces dando a entender que se encuentra perdido y que se precisa la construcción de uno nuevo. Sería una lástima, en efecto, que los materiales de Bischop terminaran perdiéndose…
    También me parece lamentable que una catedral y obispado que mantiene este instrumento en ese estado tan lamentable después de una politica errática, remate adquiriendo y “restaurando” el órgano del convento de las Dominicas para ponerlo en medio de la nada en la catedral… Este país no se entiende (casi nunca). Pero, ¡Viva la Pepa!
    Aquí un enlace del feliz acontecimiento:
    http://andaluciainformacion.es/jerez/230650/la-catedral-recupera-un-organo-del-siglo-xviii/
    Finalmente, le indico que la composición original del Bischop es conocida por documentos del archivo de la propia catredral…
    Saludos

    • villaumbrosa dijo:

      Estimado Sr. Cea Galán: le quedo muy agradecido por su comentario. Desde luego, la situación, como usted la describe, parece bochornosa. Creo que la recuperación del Bishop, como instrumento desde luego único en España sería muy interesante, pero por lo que usted dice, veo que no están para la labor.
      Me interesa mucho lo que usted dice sobre que la disposición del Bishop se conserva en el archivo de la catedral de Jerez, ¿está esa documentación publicada o habría que ir a verla allí? El organero Sergio del Campo hace poco comentó que la disposición de ese órgano estaba reflejada en bibliografía inglesa que él conoció en su estancia en ese país, pero que por desgracia, no la había copiado. Saludos.

    • Anónimo dijo:

      Amén.
      “Dortore tié la iglesia”
      De ese órgano y del de D´Enoyer creo haber visto hasta alguna fotografía.
      (Pedro Luengo)

  2. Felipe González garcía dijo:

    Saludos de nuevo, D. Juan Luis. ¡Qué gusto leer y releer el resultado de sus investigaciones! Da pena cuando se acaban, pues se nos antojan cortas. No me canso de agradecerle el que quiera compartir con nosotros sus averiguaciones. Felicidades igualmente por su libro, que ayudarán a sacar de las tinieblas del pasado la historia y trabajos de Rufiner. No me hago idea de la satisfacción que experimentará usted al rescatar del olvido esa parte de la historia musical de este país y poner las cosas en su sitio.

    Les pongo a los lectores el siguiente enlace sobre unos conciertos qpe se celebrarán próximamente por estos pagos:

    http://www.antoniodecabezon.org/conciertos.htm

    Saludos

    Felipe

  3. Joaquim Zueras dijo:

    Celebro que por fin fin haya reanudado su actividad en este blog, últimamente un poco dejado de la mano de Dios. Y enjundiosos los resultados que nos brinda tras sus análisis de los órganos Amezua. Felicidades y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s